Pasar al contenido

En caso de devolución, ¿cómo hay que embalar el dispositivo?


 

CONSEGUIR UN BUEN EMBALAJE Y EL ENVÍO DEL SMARTPHONE

 

PARA PREPARAR BIEN EL PAQUETE

1 caja de cartón adaptada + 1 producto bloqueado = 1 producto protegido

 

PRODUCTO MAL EMBALADO

Si un embalaje no muestra condiciones satisfactorias con el fin de ser reutilizado para reenviar su producto, conforme a las condiciones generales de venta, nos reservamos el derecho a facturarle un embalaje nuevo al precio de 10 € (IVA no incluido).

 

MALAS PRÁCTICAS

- El producto no está bien colocado.

- El producto se mueve en la caja.

- La protección no cubre la caja por completo.

 

CONTROLAR EL PRODUCTO

Cuando reciba el producto reparado, tiene que desembalar el paquete y comprobar el estado del producto en presencia del transportista. Si advierte que el producto está roto o estropeado, formule reservas*, vuelva a embalar el producto y devuélvaselo al transportista. Si acepta un producto estropeado, no se le concederá ningún reembolso ni cambio.

 


 CONSEJOS PARA EMBALAR BIEN UN PRODUCTO

 

MÉTODO 1 (RECOMENDADO)

USAR EL EMBALAJE ORIGINAL

1A - Meter la caja de accesorios vacía en la caja.

1B - Llenar 2/3 de la caja con plástico de burbujas, bolitas de poliestireno, espuma o papel.

2 - Poner la cuña de plástico en la caja.

3 - Insertar el teléfono en la cuña.

4 - Volver a cerrar la caja.

5 - Poner la caja en la funda original o pegar la caja y reforzar todos los cierres con cinta adhesiva.

6 - Insertar la caja en un sobre de burbujas.

7 - Enrollar el sobre y pegarlo.

8 - Etiquetar el paquete correctamente e indicar una dirección de devolución.

 

MÉTODO 2

Elegir una caja de cartón sólida y adecuada para el contenido, ligeramente más grande que el objeto que se vaya a enviar para proteger todos los lados de dicho objeto con ayuda de materiales de acolchado.

  • Embalar el objeto con plástico de burbujas, bolitas de poliestireno, espuma o papel para inmovilizarlo en el embalaje.
  • Asegurar la estabilidad del paquete llenando, acolchando y repartiendo los volúmenes para evitar que se dé la vuelta.